Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

lunes, 4 de agosto de 2014

El increíble hombre menguante


Si esta película se hubiera hecho este año, yo ya hubiera flipado con los efectos especiales, me hubiera quedado patidifuso, como cuando acabas de presenciar un increíble número de magia y miras a los lados como exigiendo que alguien aparezca y te descubra el secreto que sostiene el truco. Pero no, resulta que esta maravilla del engaño visual es de 1957, y se llama El increíble hombre menguante.


Y es que el protagonista (Grant Williams) de esta película empieza a sentir en su cuerpo un fenómeno extraño: tras pasar debajo de una densa nube cuando iba a bordo de su barco, unos meses después comienza a perder altura y peso, empieza a menguar, lo que resultará un problema en todas las áreas de su vida: la afectiva, doméstica, labora…


Hasta que su cuerpo se haga tan pequeño que su vida pase a ser una lucha por sobrevivir, y lo que antes era un encantador gato, ahora es un enemigo mortal. No os perdáis por favor al lucha final contra la araña, utilizando una aguja de coser como espada.


Con un final para mi opinión que cierra muy bien la historia, aunque no lo parezca, y que hace de ella una completa obra maestra. O más bien yo diría obra de arte, pues los hacedores de este film (dirigida por Jack Arnold) podemos considerarlos auténticos artesanos del séptimo arte. Sin ordenadores, ni 3D, ni nada, solo jugando con la perspectiva, las ópticas y los tamaños, consiguen que el protagonista mengue más y más de manera magistral… ¡Disfrutad!

Víctor Devesa

Sinopsis


Después de atravesar una nube sospechosa, Scott Carey comienza a vivir un fenómeno extraño en su cuerpo: está menguando poco a poco. De este modo, su día a día se irá convirtiendo cada vez más en una pesadilla, lo más nimio se convertirá en una auténtica lucha por sobrevivir.

Tráiler

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates