Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Featured Posts

sábado, 20 de mayo de 2017

Tráiler de 'Las películas de mi vida' la cura de Bertrand Tavernier

Pocos directores tienen la misma legitimidad que el director francés, Bertrand Tavernier, para dirigir un documental tan inmensa como el de 'Las películas de mi vida' en el que captura la esencia del cine francés de principios de los años 30 hasta el de finales de los 70. Y es que Tavernier encontró en el cine la lucha contra el aburrimiento cuando padeció tuberculosis y la cura contra el cáncer.


'El doctor me dijo: El amor al cine te ha curado el cáncer' la ilustración más evidente de que este cinefilo descubrió en el cine la más pura definición del séptimo arte. 'Las películas de mi vida' que se estrena el 26 de mayo contiene más de 500 fotogramas de 94 films distintos: de Godard, Bresson, Truffaut, etc. Una recopilación de la historia del cine francés, firmado por una de los directores de cine francés más aclamados, que fue nominado a mejor documental en los premios Cesar.

Trailer:

 

Pablo Rubio

jueves, 18 de mayo de 2017

Tráiler 'Young Sheldon'

Hoy es un gran día para los fans de 'The Big Bang Theory' porque se acaba de estrenar el esperado tráiler de 'Young Sheldon', el Spin-off de la serie protagonizada por Sheldon Cooper (Jim Parsons), Leonard Hofstader (Johnny Galecki), Howard Solowitz (Simon Helberg) y Rajesh Koothrappali (Kunal Nayyar).

Young Sheldon llegará a la pequeña pantalla el próximo otoño, pero la CBS, cadena de televisión donde se emitirá el Spin-off, ha tenido el detalle que mostrarnos el primer tráiler. En él vemos a un pequeño Shelly (Iain Armitage) con sólo 9 años y a sus padres y hermanos.
Cabe destacar que por fin le ponemos cara al padre (Lance Barber) del famoso físico, que nunca antes habíamos visto porque fallece siendo Sheldon muy joven.
El resto del reparto lo componen Zoe Perry como su madre y Montana Jordan y Reagan Revord como sus hermanos.

Para algunos, lo mejor de esta historia será que estará narrada por Jim Parsons, encargado de dar voz a su propia historia.



Iván Gregori

'La Llamada', del teatro a la gran pantalla

¡Del teatro a la gran pantalla!
'La Llamada' es la adaptación al cine del más que conocido musical de Javier Ambrossi y Javier Calvo. Mano a mano hicieron que el musical fuera todo un éxito pasando de estrenarse en el "hall" del Teatro Lara de Madrid a vender más de 150.000 entradas.

Los Javis, o así es como les llaman, siguen contando con un reparto que conmovió a todo su público en la obra de teatro; actrices de gran escala como Macarena García, Anna Castillo, Gracia Olayo y Belén Cuesta. Cada una de ellas serán las encargadas de sacarnos una sonrisa desde el principio al final de la película. 


La historia original cuenta las aventuras de María y Susana, dos jóvenes que pasan el verano de 2013 en un campamento de monjas en Segovia, un lugar aislado y rodeado de naturaleza. Pero las chicas quieren divertirse y como buenas amantes de la fiesta y el electro latino, se van por la noche de ruta por las discotecas cercanas, intentando que las hermanas Bernarda y Milagros no las descubran. Estas monjas quieren salvar el campamento con su canción 'Vivimos firmes en la Fe'. Pero una noche, tras haberlo dado todo en la pista de baile, a María se le aparece el mismísimo Dios, que tratará de cautivarla con música de Whitney Houston. 
La película se estrenará el 29 de septiembre de este año, 2017, en los cines españoles. 

Nuria Roche

martes, 16 de mayo de 2017

Crítica de 'Prometheus'; en busca del origen

Tras el reciente estreno de 'Alien: Covenant', qué menos que repasar a su antecesora para dar una base al espectador. En 2012 XX Ridley Scott decidió recuperar una de las sagas más míticas, cuya primera película nos trajo en 1979: 'Alien, el octavo pasajero', película de culto, para esbozar esta vez una nueva historia en forma de precuela: 'Prometheus'.


La trama sigue a un grupo de científicos encabezado por dos arqueólogos, Elizabeth Shaw y Charlie Holloway, interpretados por Noomi Rapace y Logan Marshall-Green, respectivamente, que han logrado encontrar un patrón que se repite en pinturas y esculturas de antiguas civilizaciones que no tuvieron contacto las unas con las otras. En estas adoraban a seres enormes que señalaban cinco puntos en el espacio, y este es el patrón que aparece en todas ellas. Tras descifrar el mapa estelar, hallan el planeta al que, supuestamente, deberán ir para descubrir cuáles son los orígenes de la humanidad.


Una buena premisa para dar arranque a un film lleno de simbolismo y espectacularidad. Una película tensa, sombría y oscura. Si en 'Alien' el director se servía de pocos elementos para generar esa tensión tan particular, en esta precuela se vale de toda la tecnología disponible para ofrecer, más que nada, una grandiosisdad que trata de poner al servicio del guión. El tema es que este, sin llegar a evidenciarlo sobremanera, está un tanto repleto de incoherencias que al final no pasan por alto, pero que no impiden disfrutar de la proyección. El filme es elegante en su elaboración y desarrollo, cuida audiovisualmente los elementos clave y ofrece una buena base para crear esta precuela y dar paso a nuevas películas que, de un modo u otro, continúen la historia.


El reparto cumple sobradamente; un tanto espeluznante ese Michael Fassbender encarnando al robot David, al que volveremos a ver en 'Alien: Covenant', que nos hará dudar en más de una ocasión acerca de sus intenciones y emociones, similar a otras máquinas vistas anteriormente en el séptimo arte, como por ejemplo en '2001: una odisea del espacio' (1968).


Esta cinta no cosechó demasiadas buenas críticas, pero a pesar del espectáculo que ofrece es bastante sencilla, minimalista incluso en cuanto a su desarrollo, y no es tan pretenciosa como otros filmes del género. Quizá genere demasiadas dudas, enigmas dentro de enigmas, que acaban por no verse resueltos y que tal vez no lo hagan en las películas que vengan, pero que sin duda generan un interés que nos mantendrá atentos a todo cuanto acontece en la pantalla.


Y de cara a ver la nueva cinta, Ridley Scott estrenó vía online un cortometraje que sirve como unión entre ambas películas, que dejamos más abajo.

Lo mejor: los efectos visuales, el misterio que genera y cómo se aborda, la base que asienta como precuela.

Lo peor: las incoherencia del guión, que no profundice en algunos enigmas que deja demasiado abiertos.

Valoración: 7'5 / 10

Salva Alberola

Trailer:



Cortometraje:



Sinopsis:

Finales del siglo XXI. Un grupo de científicos y exploradores emprende un viaje espacial de más de dos años en la nave Prometheus a un remoto planeta recién descubierto, donde su capacidad física y mental será puesta a prueba. El objetivo de la misión es encontrar respuesta al mayor de los misterios: el origen de la vida en la Tierra

lunes, 15 de mayo de 2017

'Lady MacBeth'. La psicopatía sin cabos sueltos

Si Alice Birch ubica la acción de 'Lady MacBeth' en la época victoriana (1837-1901) no es, según creo, para mostrarnos los terribles efectos del sexismo institucionalizado como afirma el crítico Nando Salvá, sino para despistar al espectador y contrastar la psicopatía de la protagonista (Florence Pugh) con la rígida doble moral puritana, machista, desigual y tan aburrida como fue el reinado de Victoria I en Reino Unido, para que el impacto sea aún mayor. O quizás se deba simplemente a que este momento histórico es el equivalente decimonónico británico a la Rusia zarista de la novela corta en la que se basa la película, 'Lady Macbeth de Mtsenk' de Nikolai Leskov, que ya fue llevada al cine en 1961 por el polaco Andrzej Wajda.



A diferencia del personaje primigenio de Shakespeare, que era movido por la ambición y la 'necesidad' de trascendencia, e incluso separándose de la novela de Leskov, que al parecer (reconozco no haber leído el relato) se acercaría a un perfil más humano, similar al de los protagonistas de las obras más existencialistas de Woody Allen (véase 'Delitos y faltas' o 'Match Point'), en las que la persona se deja llevar por algo similar al amor (o al cariño que despierta la libido) pero acaba cometiendo un crimen ante el desengaño para poder mantener su condición social acomodada. A diferencia de estas motivaciones, Lady MacBeth de William Oldroyd se deja llevar por instintos mucho más básicos, quiere librarse de los corsés y de los madrugones porque es como los cuervos que sobrevuelan la campiña inglesa de tonos pardos, no quiere que nadie les moleste.


Pasear entre el aire fresco, dormir cuando le venga en gana y fornicar cuanto más mejor es lo único que busca Katherine (Pugh), no lo tiene fácil, porque pertenece a una familia de clase alta formada por un marido que la desprecia (Paul Hilton) y por un suegro autoritario (Christopher Fairbank) que trata de mantenerla a raya en todo momento. Ella es poco más que un objeto dedicado a la ostentación y la reproducción, de ahí que se pueda confundir sus deseos más primarios con elevados principios de libertad y amor. También es motivo de confusión el acertado pulso narrativo de Oldroyd y la interpretación de Pugh repleta de matices, en la que se puede advertir cierta evolución por la cual pase de víctima a verdugo, dejando a la interpretación individual a qué se debe su evolución mental y comportamiento, si es algo innato o está propiciado por el trato recibido.

Katherine acudirá a los recursos más viles para sortear todos los obstáculos. Maquiavélica más que vengativa, así es la Lady Macbeth de Oldroyd que en lo único que realmente se parece al resto de señoras Macbeth es que ella tampoco tiene el corazón en absoluto blanco. Los que hayan visto en el personaje de Florence Pugh a un correctivo a la moralidad varonil creo que erran. Katherine no es una protofeminista, es una psicópata, en ningún momento se atisba en su rostro arrepentimiento o duelo psicologíco, simplemente molestia física, insatisfacción de deseos básicos y humillación. Humillación que sólo siente cuando es hacia su persona.


William Oldroyd muestra como director novel un perfeccionismo de maestro, sin complicaciones y con apenas media docena de localizaciones cuida hasta el máximo detalle toda la puesta en escena: escenarios, atrezzo, actuaciones. Oldroyd escoge exteriores inmensos y anchos interiores para contrastar la opresión que siente la protagonista por los hombres de la película (y por su patología mental) con la sensación de comodidad y amplitud que hay en la pantalla, recordándonos que la mayor de las jaulas somos nosotros mismos. Y lejos de parecer una obra teatral, aporta un lenguaje cinematográfico que se deja ver en el juego con la iluminación y los planos secuencia, a pesar de que sí que hay una repetición considerable de planos y espacios, pero justificada por la psicología cotidiana de la que parece que trata de huir Katherine.

Las interpretaciones son sensacionales. La joven Florence Pugh está llamada a hacer grandes cosas, muchas ya la comparan con la enigmática Kate Winslet. Cosmo Harvis en el papel de amante plebeyo rudo y pasional da el pego a la perfección. Y tanto en la mirada del padre y el hijo antes citados (Hilton y Fairbanks) se atisba el desprecio y la superioridad que requiere su personalidad y condición social respecto a Katherine, la cual se convertirá en su posesión más problemática.


Al igual que hiciese recientemente el veterano Paul Verhoeven con 'Elle', Oldroyd nos sacude la conciencia con una historia camuflada de aparente feminismo, de lucha contra una moral salvaje dentro de su intención de civismo para dibujar bajo esa carcasa personajes exagerados que actúan con egoísmo absoluto y mucha malicia. Bien es cierto que en ambas películas la mujer se sitúa por encima del hombre en cuanto a fortaleza mental, pero no en el plano del bien (sin intención de parecer moralistas ni maniqueos), sino despojándose de su condición humana para pasar a ser algo más similar a una máquina o a un animal. Oldroyd es más moderado y plano que Verhoeven, pero ambos films permiten múltiples lecturas. Es curioso que dos películas tan diferentes posean un trasfondo tan similar, y que ambas producciones sean de 2016.

Lo mejor: La perfección y la sencillez formal.
Lo peor: Algunas dudas irresolubles que deja el personaje de Katherine.

Valoración: 7/10

Javier Haya

Tráiler


Sinopsis
La Inglaterra rural de 1865. Katherine (Florence Pugh) vive angustiada por culpa de su matrimonio con un hombre amargado al que no quiere y que le dobla la edad, y de su fría y despiadada familia. Cuando se embarca en un apasionado idilio con un joven trabajador de la finca de su marido, en su interior se desata una fuerza tan poderosa que nada le impedirá intentar conseguir lo que desea.

sábado, 13 de mayo de 2017

Trailer de 'Goodbye Berlin' una road-movie adolescente

El director Fatih Akin, autor de 'Al otro lado' (2007) y 'El padre' (2014) entre otras, presenta el próximo 19 de mayo su nueva película: 'Goodbye Berlin'. Una comedia de aspiraciones clásicas, que algunos críticos califican como su trabajo más completo.
 

'Goodbye Berlin' cuenta la historia de Maik, un adolescente marginado en la escuela, que para su 'sorpresa' pasa el verano solo, ya que su padre se ha ido de de 'viaje de negocios' con su ayudante y su madre ha ingresado en un centro de rehabilitación. Sus solitarias vacaciones se ven interrumpidas cuándo Tschick, un compañero de clase emigadro de Rusia, se presenta en su casa con un coche robado y emprenden un hilarante viaje por la carretera.

Trailer:

 

Pablo Rubio
 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates