Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

lunes, 2 de mayo de 2016

'Trumbo: La lista negra de Hollywood', ¿pertenece o ha pertenecido al partido comunista?

Dalton Trumbo fue uno de los primeros cineastas en sufrir las consecuencias de la "caza de brujas" que juzgó a miles de sindicalistas, trabajadores y ciudadanos americanos de toda índole en la década de los 50, acusados de profesar peligrosas ideas comunistas. Cuarenta años después de su muerte, John McNamara escribe un guión que convierte en obra la vida del célebre guionista, interpretado por Bryan Cranston.

A ritmo suave de jazz, Jay Roach nos cuenta la tragicomedia de un escritor que, debido a los avatares de la historia, pasó de ser de uno de los guionistas mejor pagados de Hollywood a un proscrito en apenas unos meses. Dalton Trumbo fue uno de los miembros destacados de esa élite social americana que en los años cuarenta fue picado por el mosquito de las ideas de justicia social en una época marcada por "El pánico rojo", ese movimiento nacido con el comienzo de la Guerra Fría y liderado por Joseph McCarthy, que determinó que el comunista era el mayor enemigo de la patria y merecía ser hostigado y reprimido.

La película opta por un planteamiento argumental sencillo, sin abandonar en ningún momento un hilo cronológico: se cuentan las aventuras y desventuras del personaje que lleva por título, centrándose en las relaciones personales del guionista, y también en el proceso de producción y distribución de su obra; pero se dedica al conflicto ideológico menos de lo que cabía esperar.

Quizás uno de los mayores aciertos de McNamara sea incluir el humor en la historia. La vida de Trumbo estuvo llena de dificultades y problemas, pero seguramente estuviese más apoyado (tanto por la situación económica como por sus seres queridos) que la mayoría de albañiles, agricultores u oficinistas que también optaron por abrazar el comunismo y fueron perseguidos. Por tanto, hacer una completa tragedia se habría convertido en un producto pesado para el espectador y una innecesario tratamiento de la vida de un "privilegiado". Personajes como el presidente de King Brothers Productions, Frank King (John Goodman) o Otto Preminger (Christian Berkel) le sacarán a cualquiera un par de carcajadas; el contrapunto lo forman la mezquindad e intransigencia de Hedda Hopper (Helen Mirren) y  John Wayne (David James Eliott). Como toda película de tratamiento político, 'Trumbo' peca de ser un film un poco maniqueo, pero no abusa del defecto.

En esencia, 'Trumbo: La lista negra de Hollywood' es una película sobre cine, hecha para amantes de este precioso arte, que, además de perturbar por su belleza, de asombrar por su inteligencia, es una de las mayores armas propagandísticas que existen, tal y como dice  J. Parnell Thomas en la película. Llama por eso la atención que los guiones más memorables de Trumbo sean películas simpáticas y despreocupadas como 'Vacaciones en Roma' (1953) o 'El bravo' (1956), aunque claro, ni estas obras carecen de contenido político y social, ni hay que olvidar que también es el autor de 'Johnny cogió su fusil', novela que él mismo adaptó al cine en 1971, e incluso dirigió.

Lo mejor: La inclusión del humor en la trama.
Lo peor: La poca profundidad ideológica, la simplicidad con la que se narra un biopic tan político como artístico.

Valoración: 6/10

Javier Haya

Tráiler


Sinopsis

En los años 40, Dalton Trumbo, el guionista mejor pagado de Hollywood, disfruta de sus éxitos. Pero entonces comienza la caza de brujas: la Comisión de Actividades Antiamericanas inicia una campaña anticomunista. Trumbo, uno de los llamados "10 de Hollywood", entra en la lista negra por sus ideas políticas. Biopic del famoso guionista Dalton Trumbo (“Espartaco” o “Vacaciones en Roma”) que tuvo que escribir bajo pseudónimo tras ser acusado de comunista. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates