Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

lunes, 25 de julio de 2016

'¡Bruja, más que bruja!', a los santos nos encomendamos

Para conmemorar el 40º aniversario de una de las películas menos conocidas de Fernando Fernán Gómez, se ha remasterizado y reestrenado en algunas salas españolas '¡Bruja, más que bruja!', una comedia costumbrista cantada en zarzuela sobre el trío amoroso formado por una mujer, un tío y su sobrino.

Y yo quiero brindar un homenaje a Francisco Algora y Emma Cohen, fallecidos recientemente y protagonistas de uno de los disparates mayores del cine español: desvergonzado, entretenido y muy peculiar; y con un contenido completamente inaudito para 1976.

El genio Fernán Gómez quería hacer una parodia de la zarzuela, género musical que le desagradaba, y de paso una película irreverente sobre las supersticiones de una España profunda y atrasada. No pretendía conseguir un material cuidado ni bueno, pero los críticos le aplaudieron este extraño capricho, y aunque en su momento la vieron cuatro gatos que vaya usted a saber lo que pensarían, ahora se repone en salas para disfrute de unos públicos cambiados.

Las canciones apenas inteligibles si no fuera por los subtítulos, son bufonadas graciosas, y las incómodas situaciones que se forman entre el trío amoroso nos recuerdan un poco al universo que después crearía José Luis Cuerda en sus comedias absurdas de los años 80.

Los ojos grandes y verdes de Emma Cohen, su pronunciado escote, ponen el punto sexual y nostálgico de la película, ¿cómo algo tan bello puede tener fecha de caducidad? Algo similar sucede con Paco Algora, que interpreta con tremenda solvencia al sobrino del amo. Tanto Mary Santpere, que hace de bruja, como Fernán Gómez están, si es eso posible, un escalón por encima en una comedia interpretada de  forma sobresaliente.

El refranero de la Rufa (Estela Delgado) cargado de puritanismo y prudencia divina, la risa del Tío Justino, los remedios de la Tía Larga y la escena de los burros son motivos suficientes para decidirse a ver esta curiosa película que, bajo su fachada despreocupada, oculta una fuerte crítica a las pasiones amorosas y a las creencias irracionales de una época que podríamos decir que alcanza nuestros días.


En el aspecto negativo, no hay que negar que la acción se vuelve repetitiva durante la última media hora: el esquema es siempre el mismo, Mariana y Juan quieren deshacerse de su marido y tío respectivamente y acuden a la Tía Langa que parece tener la solución. Al no contar con tramas subalternas como otras películas del género y con tan pocos personajes, al poco comienza a aburrir, acción que no se puede permitir una comedia absurda.

De todos modos, '¡Bruja, más que bruja!' es historia de nuestro cine, como todo lo que hizo Fernando Fernán Gómez. Cuenta con unas interpretaciones divinas, unas canciones desternillantes y una preciosa Emma Cohen. Os animo que aprovechéis la oportunidad de su reposición.


Lo mejor: Su carácter osado y que consigue romper con los moldes y las formas de hacer cine en España.
Lo peor: La constante repetición de la trama.

Valoración: 6'5/10

Javier Haya

Tráiler


Sinopsis
En un pequeño pueblo, un joven gañán quiere matar a su tío para disfrutar alegremente con su joven viuda. Pero, para su desgracia, busca la complicidad de una bruja embustera.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates