Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

jueves, 19 de junio de 2014

Día de entrenamiento (Training Day)

Hay veces que estás haciendo zapping, saltando de canal en canal, y de pronto ves una escena que te gusta mucho de una película. Y entonces te quedas SOLO a ver la escena, pero, a veces, por arte de magia, terminas viendo la película ENTERA, y esto ocurre cuando el film el cuestión es un obra mayor. Pues bien, este es el caso de Día de entrenamiento (Training Day).


Lo que debía ser un simple día de prueba, un día en el que un poli consolidado, un inspector, trata de ver cómo se desenvuelve un poli primerizo (un poli de poner multas), acaba convirtiéndose en mucho más, en un duelo de cómo encarar situaciones límite, un duelo entre distintos puntos de vista, distintas formas de ver la vida… En una lucha por subsistir. Podríamos decir que el mayor peligro no son las calles de Los Ángeles y toda su fauna, sus mafias, drogas, disparos, bandas… Al final el mayor peligro para para cada uno de ellos es el otro. Es el otro.

 

La película se la lleva Denzel Washington, la domina, hace lo que quiere, lo que quiere, por algo ganó el Oscar a mejor actor por este pedazo de papel que se marca de policía súper corrupto. Y no se achancha Ethan Hawke en el duelo interpretativo que mantiene con Denzel, en su papel de policía con valores que quiere combatir el mundo de las drogas sin mancharse las manos (algo que inevitablemente acabará haciendo). A destacar el impresionante arco de transformación que sufre el personaje, y demuestra cómo en un día puede evolucionar una persona saliendo de su zona de confort y enfrentándose a sus miedos con valentía.


Al final el film va mucho más allá del rollo “unos buenos que son tan buenos que tratan de pillar a los malos”, te hace pensar que quizás para combatir a los drogadictos, los mafiosos, los delincuentes… Antes hay que ser uno de ellos, para saber sus motivaciones y saber dónde atacarles. Y quizás la verdadera justicia no coincida con la que está en los libros, y esté más bien en la acera de lo “políticamente incorrecto”.

 

Eso es lo malo del personaje de Washington, que acabarás comprendiendo su manera de actuar y el hecho de que trate implantar su propia justicia, la de la calle. O quizás prefieras los  buenos valores de Ethan Hawke… ¿Por quién te decantarás? 


Tráiler


Sinopsis
Alonzo (Denzel Wasinghton) es un policía corrupto que domina los barrios bajos de Los Ángeles. Un día se encargará de examinar a Hoyt, un joven policía de nobles valores al que pondrá a prueba para ver si es apto para formar parte del departamento de estupefacientes. El día servirá para que ambos se conozcan y para que Hoyt se dé cuenta que Alonzo no es lo que parece. Al final lo que iba a ser una jornada rutinaria se convertirá en una auténtica lucha por sobrevivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates