Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

miércoles, 16 de julio de 2014

El extraordinario viaje de T. S. Spivet

Ser inteligente no significa ser mayor

Una familia aparentemente normal que vive en el campo, no parece tan normal si algunos de sus pertenecientes tienen una mentalidad como si fuera la del siglo pasado y, menos aún, cuando un niño de solo 10 años, consigue que le ofrezcan un premio que no ha sido otorgado a prestigiosos científicos, obviamente, mayores que él. La aventura de este niño por conseguir obtener dicho premio y sus reflexiones, será la vía que nos guiará durante toda la película.


Visto en la red
"Extraordinaria en su juego de personajes y en su entramado de emociones. A Jeunet se le ha ido la mano por el lado de la ternura."

"Es excesiva y chillona, un festín barroco y colorista. (...) una película interesante por atípica."

"Si Amélie hubiese nacido en un rancho de Montana y hubiese tenido que viajar hasta Washington ella sola a falta del famoso enanito de jardín, seguramente ese personaje, tan estrañable como la reina de Montmartre, habría sido este T. S. Spivet"

Personajes
En cuanto a personajes, está claro el papel de cada uno. Por un lado, la madre (Helena Bonham Carter) , preocupada más por investigar a los animales, casi incluso los que no existen, que de cuidar de sus propios hijos; por otro, el padre (Callum Keith Rennie), que, con una mentalidad del siglo pasado, piensa que cuidar caballos es más importante que hablar, es por ello que su diálogo es casi nulo; también está su hermana mayor (Niamh Wilson), más preocupada del físico de las personas que de su propia capacidad intelectual.

Por último y más importante, el protagonista T. S. Spivet, interptretado por Kyle Catlett, el cual, a pesar de su corta edad, podemos ver cómo cambia de expresión por momentos, desde sus recuerdos más felices, hasta incluso, hacernos ver que está triste y cómo el espectador sienten esa tristeza; esa tristeza por la muerte de su hermano (Jakob Davies), de la cual él se culpa.


Guion
En cuanto al filme en sí, su director Jean-Pierre Jeunet, más conocido por dirigir Amélie, ha elegido en esta ocasión a un niño que, a pesar de sus miedos, decide enfrentarse a ellos, escapar de casa y recoger un premio que solo se otorga a los científicos más importantes. 

Es una obra muy interesante que nos habla de las reflexiones que puede llegar a tener un niño sobre la vida, de cómo tenemos que enfrentarnos a ella y luchar por lo que más queremos. Se ha conseguido el propósito de que el niño sea el eje de la historia, de cómo piensa en su familia, alejada de él, y cómo refleja de una manera poco común, aunque a la vez, efectiva, los sentimientos que tiene, así como lo que imagina y piensa.

Conclusión
A pesar de todo lo bueno que tiene esta película, también hay cosas negativas que este film francés tiene que acarrear. Puede parecer aburrida por momentos, no solo porque gran parte de la película sea la historia del niño solo, sobreviviendo hasta que llega a Washington D.C. sino porque, a pesar de su intento por animar al espectador con la persecución del policía o con el encuentro del camionero, aún así, no consiguen sacar la más mera carcajada en el espectador.

No obstante, no por ello es una mala película, todo lo contrario; su manera de contar la historia es excepcional, dándonos imágenes de los sentimientos de los personajes, sin perder de vista en ningún momento la expresión de su cara. Es por ello, que, el film, a pesar de pecar tímidamente de pesadez, nos transmite una gran sensación así como una reflexión de cómo debemos ver el mundo.

Sinopsis
T. S. Spivet es un genio de diez años que vive en un rancho de Montana con su peculiar familia. Su gran talento para la cartografía pronto tiene recompensa: una institución científica le concede un prestigioso premio y, con la única compañía de una maleta, se dispone a cruzar el país para recogerlo.

Tráiler

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates