Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

sábado, 10 de diciembre de 2016

'Hasta el último hombre, de camino a la paz pasando por la guerra

Estamos acostumbrados a ver la guerra como una masacre, un escenario de vidas perdidas y almas robadas, un campo de exterminio donde la esperanza es lo primero que se pierde,  y así es, ¿Cuantas vidas es capaz de quitar una persona? ¿Cuantas balas son disparadas por ganar batallas? Sin embargo, esta película nos da la vuelta a todas estas cuestiones y nos plantea todo lo contrario. ¿Cuantas vidas es capaz de salvar una persona? 


Este es el tema principal de la película, un tema delicado, donde cansados del holocausto existe alguien que intenta amparar a los soldados heridos y luchar por sus vidas,  sin tocar ningún arma. 
Mel Gibson vuelve a la gran pantalla pero como dirigiendo un largometraje que nos ha dejado a todos con la boca abierta y el corazón entre las manos, intentando llegar a conseguir la paz pasando por la guerra. 

Una película sobre la guerra implica sangre, muerte, heridas y Hasta el último hombre cumple con todos y cada uno de estos requisitos, llegando incluso a ser un desagradablemente realista, consiguiéndolo con un buen maquillaje de efectos especiales y caracterización, haciendo sentir el dolor de cada herido, de cada disparo atravesado como si tu estuvieras luchando en ese combate. 


Una historia partida en dos. En primer lugar la vida y el entrenamiento del protagonista y posteriormente  el campo de exterminio.  Andrew Garfield, interpreta a Desmond Doss, un objetor de conciencia que decidió alistarse en el ejercito de Estados Unidos con el propósito de salvar el máximo de vidas posibles sin tocar ningún tipo de arma ni tan solo para protegerse. El peso de la película cae sobre Garfield, considerado por todos sus compañeros como un desequilibrado y un chiflado, pero logra convencernos de que es un héroe tras las 75 vidas salvadas en el campo de batalla. Una actuación brillante  desde el minuto uno de la película, ya que se ve un actor totalmente entregado en su papel. 

Lo mejor: Lo realidad en nuestros ojos, mostrándonos como de desagradable puede llegar a ser una guerra. 

Lo peor: No recomendada para personas sensibles

Valoración: 8'5 / 10


Tráiler:



Sinopsis:

Narra la historia de Desmond Doss, un joven médico militar que participó en la Batalla de Okinawa en la II Guerra Mundial, y que se convirtió en el primer objetor de conciencia en la historia estadounidense en recibir la Medalla de Honor del Congreso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates