Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

lunes, 23 de enero de 2017

'Playtesting', tentando al pánico

El segundo capítulo de la tercera temporada de Black Mirror (la intención es traeros crítica de todos los episodios de la temporada, dosificados, eso sí) adquiere la forma de un tornillo, sobre todo en su parte más próxima a la punta. Charlie Brooker se pone esta vez al mando de la dirección junto a Dan Trachtenberg (Calle Cloverfield 10) en la apuesta más clara de la serie por el terror clásico. El guion también viene firmado por el genio creador.


La primera media hora son posiblemente los minutos más flojos de la historia de la serie, aunque su calma es necesaria para poder aguantar la tensión del segundo tram. Apenas sucede nada más allá de la presentación del protagonista, Cooper (Wyatt Russell) un joven que huye de casa tras la muerte de su padre y se dedica a viajar por el mundo con un dinero que, a falta de explicaciones, presumimos que es de los papis. Parece una falsificación vergonzosa la forma en la que se nos resume como Cooper ha viajado por el mundo, como si de una presentación Prezi se tratase con tópicos incluidos como que a nuestro valiente protagonista le pilló un toro en Pamplona.

Al llegar a Londres, la última parada de su viaje antes de volver al otrora dulce hogar de algún encantador estado americano, Cooper conoce a Sonja (Hannah John-Kamen, sin duda lo mejor de la primera parte del capítulo, ¿qué digo?, lo mejor del capítulo entero) que le presenta una forma de ganar dinero cuando Cooper se queda sin efectivo para regresar a casita. Se trata de probar un videojuego antes de introducirlo en el mercado.


En la segunda parte empieza la acción. El videojuego trata sobre los miedos personales, un lector de la actividad cerebral es capaz de averiguar cuales son tus mayores obsesiones (puro universo Black Mirror). En este punto es cuando olvidas lo insípida que ha sido la última media hora de tu vida e incluso le perdonas a Cooper haber abandonado una madre viuda. El tipo tiene una personalidad muy bien definida eso sí, el típico joven con humor infantil, mitad decidido mitad indeciso, un niño que no ha crecido del todo y sin embargo ya salió de un colegio en el que se pasaba los recreos haciendo bromillas de mal gusto a sus compañeros, sin amigos fijos, por supuesto. Y que, sin embargo, se acuesta con la mujer más cachonda de todo Londres la misma noche que la conoce gracias a una web de citas. Así es Cooper, su personaje es lo más original del capítulo junto a la idea de voluntariedad. Me explico.

Aunque Black Mirror es un pozo de sorpresas sin aparente fondo, los personajes suelen verse en problemas por acciones no reflexionadas, por imposiciones de la sociedad o persecuciones de la misma ('El oso blanco', 'El momento Waldo', 'El himno nacional''20 millones de créditos' y 'Cállate y baila', la siguiente historia de la temporada), y por esa razón nos compadecemos de la tragedia de los personajes hasta el giro final de Brooker. Pero Cooper, un personaje soberbio y pueril, elige de entre todas las opciones de ganar dinero que tiene probar una cosa que sabe que entraña riesgos.


Durante la segunda parte se evidencia la maestría de Charlie Brooker para transmitir congoja. Aunque el miedo de este episodio es más liviano, más comercial (de sustos, trucos bien ejecutados pero típicos), resulta fresco, a veces no está de mal separarse un poco de la devastadora crítica social. Y el espectador se llevará sorpresas curiosas en un final que también bucea por aguas de las que ya ha bebido Charlie: la eternidad, el castigo y los tirabuzones argumentales.

La combinación de las dos partes aporta equilibrio a una pesadilla inducida narrada con mucho acierto.


Lo mejor: El penúltimo giro de guión, Sonja aparte.
Lo peor: El último giro de guión, presentación Prezi aparte.

Valoración: 7'5/10

Javier Haya

Tráiler


Sinopsis
Cooper (Wyatt Russell) es un trotamundos norteamericano en búsqueda de grandes emociones que llega a Gran Bretaña, donde mantendrá una relación con Sonja (Hannan John-Kamen). Una vez allí probará un videojuego tan avanzado como aterrador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates