Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

jueves, 15 de febrero de 2018

Defensa de 'Cincuenta sombras de Grey', las adaptaciones y el cine comercial.

Vengo a defender la trilogía de 'Cincuenta sombras de Grey' (2015 - 2018) y el tema de las adaptaciones de libros a imagen y el cine comercial.

En 2015 se estrenó la primera película que forma esta trilogía basada en los mundialmente conocidos libros de E. L. James. Fue un estreno donde se recaudaron 570 millones de dolares en todo el mundo. Pero estas cifras no enmascaran la realidad, pues los fans no estaban contentos con el reparto. Ni Dakota Johnson ni Jamie Dornan encajaban en el rol de los personajes que habían seducido a tantos millones de espectadores, hasta el punto de llegar a solicitarse publicamente por parte de alguna asociación americana (tan típico en ellos) un cambio de actores. 

Entiendo y mucho cuando aparecen críticas a una película que no es fiel a los libros. No lo comparto, pero lo entiendo. Muchos quieren ver en la gran o pequeña pantalla los personajes que ha formado en su cabeza, los escenarios, las voces e incluso los colores que crea la mente a partir de las líneas de texto. Si esto no se cumple puede llevar a convencer a algunos y a cabrear mucho a otros.

Lo que me sorprende es cuando hay grandes cantidades de críticas negativas y quejas sobre un producto audiovisual que es totalmente fiel a su producto originario ya sea un libro o un cómic. Esto es lo que ha pasado con 'Cincuenta sombras de Grey' y en especial con la tercera entrega. El público se quejaba porque era demasiado fiel a la historia original, las escenas de sexo eran las mismas, la trama también, la resolución final es idéntica...y así con todo. ¡Y AL PÚBLICO NO LE GUSTABA ESTO! Si son diferentes, mal. Si son iguales, mal...

No está escrito en ningún sitio que una adaptación tenga que ser exactamente igual en imagen como en papel. Es más en muchos casos esto es técnicamente imposible por cuestiones de presupuesto, de realización o porque lo que en papel puede ser posible, en imagen igual no lo es. No hay nada de malo en tener dos historias diferentes pero bajo el mismo sello. Por ejemplo, en 'The Walking Dead', los comics narran una historia, la cual la serie respeta, pero el camino que toman sus personajes es distinto, y los dos son igual de buenos.

En el caso de 'Cincuenta sombras de Grey', se nos presenta un producto para las masas, cine puramente comercial al igual que sus libros. Cumple con lo que promete, no busca que le encuentres sentido a nada, ni que salgas de la sala pensando en 'que te han querido decir', escapa de esto. Busca evadir a los espectadores, despertar su libido. No vayas al cine pensando que lo que te van a dar no encaja con la idea que te formaste en la cabeza al leer los libros, ¡NO!, ve al cine a DES-CO-NEC-TAR. Déjate llevar por la sensualidad, la música, el erotismo.

El cine comercial también es cine, y el 99,9% de las veces es satisfactorio. El rechazo que se desprende hacia él es fruto de la 'pedantería' y el afán por ser unos 'culturetas' baratos. Escapar de este cine de forma despectiva y agresiva, en mi humilde pero directa opinión, hace que le des la espalda a la cultura.

2 comentarios:

  1. Buena defensa de "50 sombras de Grey". Aunque no te compro el argumento, sí que hay que ir al cine a disfrutar, pero es complicado disfrutar con semejante secuencia de secuencias pseudoeróticas (adaptar un libro malo, es como intentar hacer un buen plato de cocina con restos de otros platos).
    Con todo, buena crítica.
    HemosVisto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi lo bueno de las películas de esta saga es, justamente, como tratan la realización de las secuencias eróticas, tienen pureza y buscan lo máximo. Pese a no leerme los libros, entiendo tu postura, no le pueden gustar a todo el mundo.
      Pero como bien coincidimos, hay que intentar no sacarle punta a todos los lápices y dejarse llevar.

      Gracias por comentar Joan. Un cordial saludo.

      Eliminar

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates