Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

jueves, 12 de abril de 2018

Crítica de 'The End Of The F***ing World', jóvenes al poder

Una de las pequeñas joyas que esconde Netflix en su catálogo es esta miniserie sobre una particular pareja de adolescentes psicópatas que huyen de sus casas para ir a la aventura. Los directores Lucy Tcherniak y Jonathan Entwistle sorprenden a todos con 'The End Of The F***ing World', un regalo muy agradable para los usuarios de la plataforma de streaming.


Esta especie de road movie gusta por su aparente sencillez. Sí, simplemente son dos jóvenes que se escapan de casa porque no les gusta sus vidas... Pero vaya dos. James (Alex Lawther) es el chico raro al que nadie le importa, y está bastante seguro de ser un psicópata. Encuentra una oportunidad para saciar su instinto asesino cuando conoce a Alyssa (Jessica Barden), la chica más loca que te puedas echar en cara. Es la historia de esta relación la que te hará enamorarte de esta miniserie de 8 capítulos que se ven del tirón. Son personajes tan suyos que al poco tiempo de verlos en pantalla parece que los conoces de toda la vida. Los dos son impredecibles, pero la voz en off de sus pensamientos te conecta con ellos de una manera menos evidente de lo que aparenta, pues aprendes cada vez más y más hasta que entiendes sus problemas, que no son pocos.



La historia de 'The End' no se queda en una rara de amor o del viaje que realizan para aventurarse lejos de la autoridad de sus padres. Es un recorrido por los sentimientos de dos personas incomprendidas que llegan a formar una extraña pero necesaria dependencia para continuar con sus alocadas decisiones. El joven actor Alex Lawther, que os sonará por haber seguido las órdenes de un psicópata en Black Mirror: Cállate y baila (2016), su interpretación y personaje hipnotiza por la inusitada personalidad a la hora de socializar. Por el otro lado tenemos a Jessica Barden (Langosta, 2015), con un personaje que deslumbra por sí sola: la excéntrica Alyssa. Es el típico personaje que encanta a la generación que disfruta ahora con Eleven, de 'Stranger Things' o Arya Stark, de 'Juego de Tronos'.




El tono alternativo de la miniserie puede no llegar a todo el mundo, pero es indudable que esta pequeña obra de arte merece un visionado por parte de los indecisos que no saben qué elegir un sábado por la noche en Netflix.


Lo mejor: Entretiene y se ve de una sentada.

Lo peor: No llega a su límite de perturbada ni a la de comedia negra.

Valoración: 8/10


Tráiler:


Mejor que: 'Una serie de catastróficas desdichas' (2017)

Peor que: 'Stranger Things' (2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates