Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

miércoles, 10 de febrero de 2016

Ocho apellidos catalanes, ¿realmente es tan mala?

Tras el gran éxito de Ocho apellidos vascos, Emilio Martínez-Lázaro vuelve a la carga con 'Ocho apellidos catalanes'. En este filme veremos como la relación entre Amaia y Rafa se ha roto, uno ha vuelto a su Sevilla natal, mientras que Amaia decide trasladarse a Girona. Después del éxito que causó 'Ocho apellidos vascos', su secuela solo era cuestión de tiempo,aunque nadie imaginaba que, en tan solo un año, volveríamos a ver en los cines a Dani Rovira, Clara Lago, Karra Elejalde y Carmen Machi, esta vez de la mano de nuevos rostros como: Berto Romero, Belén Cuesta y Rosa Maria Sardá.


Estas son las pocas novedades que trae 'Ocho apellidos catalanes', su poco tiempo para hacer el guión y su ambiciosa pretensión por volver a ser la más taquillera del cine español, han causado un gran descontento entre sus fans. Pues no es para menos, 'Ocho apellidos catalanes' es una de esas películas que yo llamo "película deja vu" porque todo lo que vemos nos produce la sensación de haberlo visto ya anteriormente, chistes, argumento incluso algún que otro dialogo.
El espectador necesita novedades, sorpresas, y más si se trata del humor. A excepción de mi padre, nadie se ríe si le cuentan el mismo chiste dos veces, y eso mismo es 'Ocho apellidos catalanes', una secuela que aunque cuenta con el equipo creativo que el del filme original, (Borja Cobeaga y Diego San José), el propósito de tener la película acabada para las elecciones del parlamento catalán, les ha jugado una mala pasada, aunque  el éxito en taquilla es rotundo, la crítica se ha encarnizado con ella.


La película de Emilio Martínez- Lázaro no solo nos ha defraudado en cuanto a argumento, sino que sus protagonistas nos han dejado con la miel en los labios. Una Carmen Machi que pasa desapercibida, el esperado Berto Romero que se queda en un querer pero no poder y la limitada Rosa Maria Sardá que aunque nos saque alguna carcajada apenas goza de soliloquios. Por suerte, la película entretiene, y Karra Elejalde hace las delicias de los espectadores, una película que más que ser de tópicos va a ser un tópico cada año.


Hasta tal punto ha sido la dureza de las críticas que muchos espectadores garantizaban no acudir nunca más a ver una película que incorporara la palabra "apellidos" entre su título. Sí me reconozco entre este grupo de desalmados que desahogó su descontento a base de gritos y reproches, pero ahora, en calma, me pregunto: ¿Qué hay de malo en divertirnos con una película burda u ordinaria? ¿Qué problema tenemos en reconocer que hasta un argumento simplón y unas interpretaciones limitadas nos entretienen y nos hacen disfrutar durante breves momentos? Abandonemos el patriotismo cultureta y dejémonos llevar por aquello que nos entretiene o nos hace reír, sea bueno o malo, al fin al cabo no es tan mala.

Lo mejor: El final, la película debería haber comenzado como acaba.

Lo peor: La falta de originalidad y un guión que está realizado con prisas.

Puntuación: 5 sobre 10

Cristian Fuster

Tráiler:



Sinopsis:
Las alarmas de Koldo se encienden cuando se entera de que su hija Amaia, tras romper con Rafa, se ha enamorado de un catalán. Decide entonces poner rumbo a Sevilla para convencer a Rafa de que lo acompañe a Cataluña para rescatar a Amaia de los brazos del joven y de su ambiente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates