Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

jueves, 11 de febrero de 2016

La gran "estafa" americana

No se me ocurre mejor título para hacer una película en la que se desaprovechen actores tan reconocidos como son Christian Bale, Jennifer Lawrence, Bradley Cooper o Amy Adams; es que, a pesar de que la idea de David O. Russell tiene buenas papeletas para triunfar, su ejecución no estuvo a la altura, y de ahí que fuera la gran perdedora de los Oscars 2013.


La idea es fácil de entender: una pareja de estafadores es detenida por la policía, así que hacen un trato para poder pillar "con las manos en la masa" a más de un político. La policía lo hacía para revalorizar su nombre y que se le diera una mayor importancia, mientras que los estafadores aceptaron el trato para salir de la cárcel.


Como ya hemos dicho, esta película, a pesar de que, inexplicablemente, obtuvo 10 nominaciones a los Oscars 2013, pasará sin pena ni gloria en la historia del cine americano. Con unos diálogos en ocasiones absurdos, unas situaciones que ni se entendían, así como unos personajes que, a pesar de la buena actuación, están prácticamente vacíos. No evolucionan durante toda la película, siguen siendo los mismos a principio y final, lo que produce que parezca repetitiva de cara al espectador.


No obstante, a pesar de todo lo negativo, sí que hay que decir que en cuanto a decorado y vestuario, se ha realizado un gran trabajo a la hora de preparar cada escena. Un film que no es fácil de ambientar, dado que nos encontramos en los años 70, pero que, desde las gafas de Irving Rosenfeld (Cristian Bale) hasta la última lámpara del decorado, todo está hecho con sumo cuidado.


Por último, el estilo de dirección, en mi opinión fallida a la hora de elegir la forma de grabación. Una cámara que se mueve demasiado, a pesar de que intenta meternos en la piel del personaje, hace que el espectador llegue a marearse y no entienda por qué hay tanto movimiento. No obstante, tampoco hay que olvidar que esto está justificado por el estilo de la película, con un ritmo rápido y con toques de comedia, pero que a muy pocos le sacará alguna sonrisa. Es por ello, que, con todas las nominaciones que había obtenido, personalmente, me esperaba algo mejor.

Lo mejor: Decorado y vestuario.

Lo peor: Diálogos absurdos, y personajes vacíos sin ninguna evolución.

Valoración: 6/10


Tráiler


Sinopsis
Estado de Nueva York, años setenta. Irving Rosenfeld (Christian Bale), un brillante estafador, y su inteligente y seductora compañera Sydney Prosser (Amy Adams) se ven obligados a trabajar para un tempestuoso agente del FBI, Richie DiMaso (Bradley Cooper), que sin querer los arrastra al peligroso mundo de la política y la mafia de Nueva Jersey.

2 comentarios:

  1. La peli es "en verdad" soporífera, pero por ver todos los modelitos de Amy Adams vale la pena, jajajaja. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A más de uno hizo que se le olvidará Jennifer Lawrence... ¡Gracias por comentar!

      Eliminar

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates