Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

jueves, 9 de junio de 2016

'Espías desde el cielo' o cómo el fin justifica los medios

¿Qué ocurriría si dos de los cinco terroristas más buscados del mundo estuvieran a tiro? Lo que en principio comienza como una trampa para detener a unos asesinos acaba convirtiéndose en un debate a nivel jurídico y político por saber cuál es la mejor opción de "ataque" y, a su vez, en una estrategia para salir lo mejor parado posible ante los medios. Además, todo esto viene provocado por una niña que se pondrá a vender pan en el lugar, aunque ella no lo sepa, más peligroso en que podría estar, delante de la casa que los militares han tomado como objetivo.


Podríamos incluir esta película en la clasificación de 'no hace falta acción para entretener al espectador'. A pesar de que la mayoría de la película son debates sobre lo político-jurídicamente correcto, su director, Gavin Hood, ha conseguido atraparnos de lleno y que no apartemos el ojo de la gran pantalla por lo que ocurrirá, no solo con la niña, sino con los terroristas de la casa situada en Nairobi, Kenia.


No podemos olvidar el buen elenco de actores que se han puesto a disposición del director para este film; entre los más destacados podemos distinguir a Helen Mirren, Aaron Paul o a Alan Rickman. De ellos dependerá gran parte de que la operación tenga o no éxito. No obstante, en la segunda mitad de la película se ha caído sin querer en la repetición, en el cual, el espectador ya sabe cómo se va a proceder para que el ejército consiga o no la aprobación del Tribunal Superior de Justicia, así como la del Primer Ministro. La frase espontánea de "otra vez" por parte de los espectadores se hizo eco en toda la sala debido a que sabíamos que la vida de esa niña seguía corriendo un grave peligro y parecía que ese problema no iba a acabar nunca; puede que este gesto, seguro que no intencionado, cansase a más de un espectador que quería ver algo nuevo y no lo mismo que había ocurrido 20 minutos antes.


Podríamos decir, sin querer entrar en muchos detalles, que tiene una ligera reminiscencia a 'Doce hombres sin piedad'; personas que están debatiendo el futuro de personas, sentados alrededor de una mesa y discutiendo cómo van a proceder, cuál va a ser su próximo movimiento, mientras que los que se encuentran en "el ojo del huracán" no saben lo que está pasando y, mucho menos, lo que ocurrirá con su vida en unos minutos.


Por último, esta película consigue algo que otras muchas, por muy buena intención que tengan, no hacen; y es inspirarnos sobre diferentes cosas que aquí deben comentarse: ¿Realmente tenemos intimidad? ¿Realmente juegan con la vida de las personas sentados desde una silla? ¿El fin justifica los medios? ¿Una vida es más importante que otra? ¿Por qué la gente se radicaliza? Si ya nos escandalizamos con los que se publica en la prensa, ¿qué ocurriría si supiéramos todo lo que realmente ocurre? Estoy seguro que no soy el primero que se hace este tipo de preguntas, ni tampoco el último, sin embargo, son muchas cuestiones y algunas no tienen la respuesta que desearíamos. Durante todo el film, podemos ver cómo, sentados frente a una pantalla, están debatiendo sobre la vida de unos terroristas que si no matan, podrían causar un grave daño en Nairobi, a pesar de que si lo matan ahora, también morirían personas inocentes; lo peor de todo esto es que los ataques los controlan a distancia a través de un dron sin correr ningún riesgo. A pesar de todo ello, lo que está claro es que, en este caso, el film nos demuestra que el fin justifica los medios, aunque esto provoque daños irreparables en algunas familias; daños que pueden provocar que algunas personas cambien su manera de pensar de cara al futuro, un cambio que, como nos hemos cuestionado antes, puede llegar a la radicalización.

Lo mejor: Conseguir que el espectador se mantenga en tensión durante los 102 minutos de película.

Lo peor: Abusa de repetición y puede llegar a aburrir.

Valoración: 7/10


Tráiler


Sinopsis

La coronel Katherine Powell (Helen Mirren), una oficial de la inteligencia militar británica, lidera una operación secreta para capturar a un grupo de terroristas en Nairobi, Kenia. Cuando se da cuenta que los terroristas están en una misión suicida, ella debe cambiar sus planes de 'capturar' por 'matar'. El piloto estadounidense de drones Steve Watts (Aaron Paul) recibe la orden de destruir el refugio donde se hallan los terroristas, pero una niña de nueve años ingresa en la zona donde podría ser herida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates