Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

lunes, 9 de marzo de 2015

Dos tontos todavía más tontos. ¿Pueden ser más estúpidos?

Después de 20 años los hermanos Farrelly rescatan el éxito taquillero de 1994, que les sirvió para llegar a la fama, "Dos tontos muy tontos". Aunque ya lo intentaron con una precuela donde nuestros protagonistas eran más jóvenes, pero al no ser los mismos actores, paso bastante desapercibida. Esta vez, a Harry descubre que tiene una hija que no conoce y decide ir a buscarla para pedirle que le done uno de sus órganos. Pero como es lógico, contará con la ayuda de su inseparable amigo Lloyd. 


La película esta llena de ese humor absurdo tan característico de la primera entrega, aunque la historia es similar a su predecesora, da más juego y el guión avanza correctamente. Es lógico que después de 20 años el tipo de humor cambie, pero en el film sigue teniendo el mismo estilo de los noventa, salvaje y estúpido. Y como ya sabemos, a "Dos tontos todavía más tontos" le viene de perlas.


Los actores principales son Jim Carrey y Jeff Daniels, que vuelven a protagonizar las aventuras de los dos más tontos del cine, como Lloyd y Harry respectivamente. Hacen unas buenas interpretaciones, proyectan gran energía y frescura, todo es más dinámico cuando ellos están en pantalla, aunque ya sabemos que tratándose de Carrey, a veces se excede gesticulando. Hay gran cantidad de chistes, unos muy logrados que enganchan y consiguen que el espectador esboce una sonrisa, pero otras bromas, no llegan a fluir como deberían, y se muestran un tanto simples. Esta claro que el humor es absurdo pero, necesitamos algo menos artificial. Es mucho más salvaje que la primera parte, incluso se puede comparar con alguna de las últimas películas del creador de Padre de familia, Seth McFarlane, ya que muchas de sus acciones contienen referencias sexuales, como pasa en "Ted".


Encontramos muchos guiños en referencia a la primera parte, cosa que se agradece, se pueden observar muchos cameos, entre los que destaca el actor Bill Murray, que realiza una escena emulando al personaje Heisenberg, de la exitosa serie "Breaking Bad". También se esperaba un cameo de la actriz de moda en Hollywood y ganadora del Oscar Jennifer Lawrence, que en su momento dijo que era la película que más le gustaba de los hermanos Farrelly, pero en el montaje final no aparece.

Lo mejor: El dúo Carrey y Daniels.

Lo peor: El doblaje.

Valoración: 6/10

Sinopsis

Han pasado ya veinte años desde que Harry y Lloyd se conocieran y formaran el divertido dúo que nos hizo reír con sus disparatadas ocurrencias, pero ninguno de los dos parece haber madurado. Harry tiene una hija a la que apenas conoce, y necesitando un trasplante de riñón, intenta localizarla para pedirle que le done uno de los suyos.

Tráiler


No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates