Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

domingo, 8 de mayo de 2016

Objetivo Londres: Butler contra todos

Acción, acción y más acción es lo que nos ofrece 'Objetivo: Londres' (2016) el film dirigido por Babak Najafi y protagonizado por Gerard Butler y Morgan Freeman. Una segunda parte muy similar a su homónima 'Objetivo: La Casablanca' (2013), en la que de nuevo el agente del Servicio Secreto Estadounidense Mike Banning, personaje interpretado por Gerard Butler, tiene que enfrentarse a una sucesión de ataques contra el Presidente de los Estados Unidos, interpretado por Aaron Eckchart.


En el ámbito narrativo nos encontramos con un guión plano, cuya historia se basa en el funeral del Primer Ministro Británico, celebrado en Londres, donde se darán cita los dirigentes mundiales más importantes. Se verán sacudidos por un ataque terrorista masivo comandado por el mayor productor de armas del mundo en el que sólo sobrevivirá el Presidente de los Estados Unidos, acompañado de sus secuaces, que se encargarán de salvar su vida. Estamos por tanto ante un problema de vigente actualidad como es el terrorismo y, en este caso, la vertiente islámica, pues en la película se hacen constantes referencias a la Guerra de Siria o a países como Yemen. Con ello, el guión de 'Objetivo: Londres' está bien creado, sin florituras ni contrapuntos, y nos ofrece una historia que cumple a a la perfección la función de la película que no es otra que la de entretener. 


A nivel actoral poco se le puede pedir al film, ya que podemos disfrutar de una de las parejas más suculentas de nuestro cine, la formada por Gerard Butler y Morgan Freeman. El primero encarna a Mike Bidding, miembro del Servicio Secreto estadounidense, cuya función es proporcionar al Presidente la máxima seguridad y salvar su vida. El personaje de Butler cumple perfectamente los estereotipos del gran héroe americano y salvador de la patria al que no le importa arriesgar su vida con tal de salvar a su país de los continuados ataques de los terroristas. Si algo bueno tiene Gerard Butler como actor es su versatilidad y su capacidad camaleónica para encarnar papeles totalmente diferentes entre sí. Esto nos lleva a recordar intervenciones en comedias románticas del calibre de 'Postdata: Te quiero' (2007) o la mítica '300' (2007). Butler es sin duda uno de los actores de moda que siempre cumple, y que en este caso nos ofrece una buena tarde palomitera.

Por otro lado encontramos a Morgan Freeman, del que poco podemos decir a estas alturas. En 'Objetivo: Londres' encarna el papel de Vicepresidente de la Casa Blanca. No hay papel que no borde el bueno de Freeman, y en este caso, es el personaje que marca el timing de la película, elemento suficiente como para seguir adorándole de por vida.

Además de los dos actores mencionados, el elenco del film está compuesto por actores como Jackie Earle Haley, Robert Forster o Charlotte Riley. Todos ellos cumplen con creces lo que se espera de cada una de sus interpretaciones en una película en la que los buenos padecen por lo que le ocurre al señor Presidente y los malos se afanan en verlo morir cuanto antes.


En cuanto al aspecto técnico, no cabe duda que la película está bien hecha. El género pide unos efectos especiales bien traídos que sorprenden al espectador y unos planos situación espectaculares que son obligatorios, ya que nos encontramos en una de las localizaciones más bellas del mundo como es la capital británica y sus joyas en forma de edificios, palacios o puentes. En cuanto a la dirección de fotografía, el criterio escogido es el de seguir unos esquemas de iluminación concretos y muy similares entre secuencias, con predominio de luces duras y ambientes oscuros que transportan al espectador a espacios turbios propios de una cinta de estas características. Es de destacar la elección en el ritmo de montaje, rápido y sin fisuras, que a pesar de ser previsible mantiene al espectador enganchado y pegado a la butaca.


Con todo ello es un film entretenido y que cumple lo que se espera de él. Si te gusta la acción es una buena forma de seguir aumentando tu cartera de películas del género, además, en ocasiones es divertido ver como Gerard Butler podría acabar con todos los malos del mundo sólo con un disparo.

En definitiva, podemos definir la película con: Todos para uno y Butler para todos.

Lo mejor: Te mantiene enganchado a pesar de ser previsible.
Lo peor: Que los americanos estén tan encantados de conocerse.

Nota: 6/10

Tráiler



Sinópsis

Tras el fallecimiento del Primer Ministro Británico en extrañas circunstancias, se celebra su funeral, donde se congregarán todos los responsables mundiales. A partir de aquí se desarrolla una cadena de ataques terroristas cuyo objetivo es acabar con la vida de todos los líderes y en especial el de Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates