Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

martes, 25 de octubre de 2016

Hardcore Henry, algo diferente en todos los sentidos.

Aprovechando la fiesta del cine, decidí ir a Kinépolis en Paterna (ya sabéis, pantallas grandes, algo curvas, mejor calidad de imagen y sonido, butacas que no dan dolor de espalda, y por 2,90 €), y ya tenía fichada esta película "experimental". Y digo experimental porque, en tanto que el cine nos tiene acostumbrados a diferentes planos y puntos de vista, aquí solo tenemos el punto de vista del protagonista, Henry, en primera persona, algo así como un 'Call of duty' pero sin personajes virtuales.

A partir de aquí ya hay defensores y detractores, pero para la gente indecisa, espero ilustraros con el artículo.

La película es una coproducción entre Rusia y Estados Unidos (a mí me extrañó al leerlo, es como Madrid y Barça compartiendo jugadores), y aunque puede ser nuevo para muchos de vosotros, lo cierto es que el director, Ilya Naishuller, ya tenía experiencia en este tipo de creaciones antes de rodar el film, ya que en 2013 hizo el videoclip 'Bad motherfucker' para Biting Elbows, con la misma dinámica que Hardcore Henry.



Si nos centramos en la trama, es un "estándar" de las películas de acción: todo empieza bien, la cosa se tuerce, te pasas la película intentando arreglar el problema, y, generalmente, acaba con el problema resuelto y todos felices. Pero en este caso, al tratarse de una película íntegra en primera persona, tiene matices, y la información que se aporta al espectador es la misma que tiene el personaje, de forma que favorece enormemente la empatía del espectador hacia el protagonista. Por otro lado, el personaje principal, Henry, no puede hablar, de forma que no puede comunicarse, así que la mayor parte de la película es presenciar acción y oír indicaciones, como si de una misión se tratara y todos los espectadores tuvieran que completarla.
También se debe mencionar que el film se corresponde con el título en lo que respecta a hardcore, de forma que, si os gusta ver violencia gratuita y sangre y vísceras por doquier, esta es la película indicada (mueren más personas que minutos dura la película, con eso lo digo todo).


Otro aspecto interesante es que se ha rodado íntegramente con GoPro Hero 3 (obviamente más de una, pero sólo con este modelo), lo que al cabo de hora y media puede llegar a resultar molesto, lo reconozco. Al final de la película se agradece un poco de estabilidad, lo que viene a ser el plano con cámara en su trípode, o por lo menos que esté estabilizada, porque si no, es posible que vuestros ojos y mente se agobien. La parte positiva de esto es que su lanzamiento en dispositivos móviles y su versión para gafas de realidad virtual enriquecerá mucho la experiencia, aunque quizás con un descanso de 10 minutos a mitad de película.

De los actores, se agradece alguna cara "conocida" como Haley Bennet (Estelle) o Sharlto Copley (Jimmy) que son de los pocos que destacan en una gran mayoría rusa.

Aunque se llevó el premio del público en el Festival de Toronto en 2015, no es una película para analizar académicamente, pero si queréis pasar una hora y media entretenida, despejando la mente y viendo violencia a lo Quentin Tarantino, es perfecta. 
¡Espero vuestros comentarios!

Lo mejor: La acción sin fin, que no permite ni un minuto de aburrimiento.

Lo peor: Tanto movimiento de cámara, que al final puede llegar a agobiar. Una trama algo simple.

Nota: 7

Daniel Burruezo

Sinopsis

No recuerdas nada, principalmente porque has sido devuelto a la vida por tu esposa. Eres un cyborg llamado Henry y cuando descubres lo que ha sucedido con tu mujer, tu objetivo será vengarte atravesando toda Moscú si es necesario. Cinta de acción rodada íntegramente en primera persona.

Trailer


No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates