Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Crítica 'Paterson', la poética de Jarmusch

Seguro que el estreno de esta película era algo que muchos esperaban, pues Jim Jarmusch, totalmente desconocido para algunos, es para muchos otros un director de culto y un autor único, y desde que estrenara su último filme, 'Solo los amantes sobreviven', allá por el 2013, aguardaban con ansia la llegada de su nueva película. 


De 'Paterson' (2016) pueden decirse muchas cosas, que para la mayoría de espectadores serán positivas, y es algo paradójico siendo una cinta tan simple como lo es. Simple, pero elaborada con un cuidado extremo, sencilla solo en apariencia, y quizá aquí radique su mayor baza. Será extraño encontrar detractores, ya que no se le ha dado una publicidad excesiva; entonces quien vaya a verla sabrá a lo que va, ya sea porque es fan del director o porque se ha visto arrastrado por uno. 



La película sigue la rutinaria y sencilla vida de Paterson, conductor de autobús en la ciudad de Paterson, New Jersey, pero no solo esto, pues nuestro protagonista, fantásticamente encarnado por Adam Driver, es también un poeta podríamos decir aficionado, que escribe sus pequeñas obras en sus ratos libres en una libreta que guarda con recelo, y cuyo contenido se niega a compartir con el mundo, esquivando los constantes intentos de su novia a que lo haga, pues según ella, los poemas son tan buenos que deberían ser compartidos con el resto de la humanidad. Puede que nuestro Paterson discrepe, ya sea porque para él no son tan buenos ni tienen tanta importancia, o porque su escritura es para él fruto de una necesidad interior que requiere ser expresada, y resulta tan intimista que lo ve como algo demasiado personal como para que tenga una repercusión o como para que deba ser compartido con las personas que residan fuera de las paredes de su humilde morada. 



Ya desde sus inicios la estructura del filme se asienta sobre la repetición para mostrarnos cómo es el día a día de su protagonista y de los que pueblan su vida, una de las más sencillas que puedan encontrarse, una que podría ser la de cualquier persona normal de este planeta. La única extravagancia que hallará el espectador será la que aportará Laura (Golshifteh Farahani), la novia de Paterson, una artista que explota con facilidad multitud de facetas y nos demuestra que posee un extraño talento, y si se me apura, encontrará también algo extravagantes los versos de Paterson si no está habituado a ese tipo de poesía. El resto es sencillez, simpleza y cotidianidad, pero Jarmusch ha querido exprimir estos aspectos para sacarle el jugo, para sacar a relucir la belleza de la realidad, de las pequeñas cosas, que al final suelen ser las más hermosas e incluso extraordinarias. Un claro ejemplo son las palabras de diversos críticos, que aseguraban que no sabían si la mayor poética de la película se encontraba en los versos de Ron Padgett (de quien son tomados los poemas para el filme) o la del propio Jarmusch a la hora de contar esta historia tan intimista desde su particular punto de vista. Ha filmado así la más sencilla y quizá hermosa película de su carrera, todo un logro para aquellos que, como decíamos, sepan y gusten de apreciar las pequeñas cosas. 



Poesía audiovisual y narrativa en una cinta en la que vemos brillar a Adam Driver, haciendo totalmente suyo el personaje. Un actor muy bien escogido que actualmente está indudablemente en auge, y demostrando que ha irrumpido en el panorama cinematográfico con fuerza y, sobretodo, para quedarse. Tras darse a conocer en 'Girls' (2012 - actualidad) de HBO, lo vimos encarnar al villano Kylo Ren en 'Star Wars: El despertar de la Fuerza' (2015) y en otras cintas de diversa índole, y muy pronto lo podremos ver como segundo protagonista en la nueva cinta de Scorsese, 'Silencio' (2016); nada mal y, sin duda alguna, un ascenso tremendo. 



Cada personaje incluido en Paterson tiene su por qué, su simbología y significado, y cada plano y secuencia han sido cuidados con un mimo increíble para mostrar esa sencillez que marca la obra, trascendiendo mucho más de lo que pueda parecer; este es el logro de Jarmusch, que deja su huella por todo el metraje y firma una cinta de autor que se convierte, inmediatamente, en una pequeña gran obra, alabada tanto por la crítica como por la mayoría del público. 

Lo mejor: la mano de Jarmusch, el jugo que se le puede exprimir a la sencillez, la poesía que impregna toda la película.

Lo malo: prácticamente nada, quizá que el inicio pueda volverse algo lento.

Valoración: 8'5 / 10


Trailer:



Sinopsis:

Historia sobre un conductor de autobús y poeta aficionado sobre las pequeñas cosas llamado Paterson, que vive en Paterson, New Jersey.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates