Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

martes, 16 de mayo de 2017

Crítica de 'Prometheus'; en busca del origen

Tras el reciente estreno de 'Alien: Covenant', qué menos que repasar a su antecesora para dar una base al espectador. En 2012 XX Ridley Scott decidió recuperar una de las sagas más míticas, cuya primera película nos trajo en 1979: 'Alien, el octavo pasajero', película de culto, para esbozar esta vez una nueva historia en forma de precuela: 'Prometheus'.


La trama sigue a un grupo de científicos encabezado por dos arqueólogos, Elizabeth Shaw y Charlie Holloway, interpretados por Noomi Rapace y Logan Marshall-Green, respectivamente, que han logrado encontrar un patrón que se repite en pinturas y esculturas de antiguas civilizaciones que no tuvieron contacto las unas con las otras. En estas adoraban a seres enormes que señalaban cinco puntos en el espacio, y este es el patrón que aparece en todas ellas. Tras descifrar el mapa estelar, hallan el planeta al que, supuestamente, deberán ir para descubrir cuáles son los orígenes de la humanidad.


Una buena premisa para dar arranque a un film lleno de simbolismo y espectacularidad. Una película tensa, sombría y oscura. Si en 'Alien' el director se servía de pocos elementos para generar esa tensión tan particular, en esta precuela se vale de toda la tecnología disponible para ofrecer, más que nada, una grandiosisdad que trata de poner al servicio del guión. El tema es que este, sin llegar a evidenciarlo sobremanera, está un tanto repleto de incoherencias que al final no pasan por alto, pero que no impiden disfrutar de la proyección. El filme es elegante en su elaboración y desarrollo, cuida audiovisualmente los elementos clave y ofrece una buena base para crear esta precuela y dar paso a nuevas películas que, de un modo u otro, continúen la historia.


El reparto cumple sobradamente; un tanto espeluznante ese Michael Fassbender encarnando al robot David, al que volveremos a ver en 'Alien: Covenant', que nos hará dudar en más de una ocasión acerca de sus intenciones y emociones, similar a otras máquinas vistas anteriormente en el séptimo arte, como por ejemplo en '2001: una odisea del espacio' (1968).


Esta cinta no cosechó demasiadas buenas críticas, pero a pesar del espectáculo que ofrece es bastante sencilla, minimalista incluso en cuanto a su desarrollo, y no es tan pretenciosa como otros filmes del género. Quizá genere demasiadas dudas, enigmas dentro de enigmas, que acaban por no verse resueltos y que tal vez no lo hagan en las películas que vengan, pero que sin duda generan un interés que nos mantendrá atentos a todo cuanto acontece en la pantalla.


Y de cara a ver la nueva cinta, Ridley Scott estrenó vía online un cortometraje que sirve como unión entre ambas películas, que dejamos más abajo.

Lo mejor: los efectos visuales, el misterio que genera y cómo se aborda, la base que asienta como precuela.

Lo peor: las incoherencia del guión, que no profundice en algunos enigmas que deja demasiado abiertos.

Valoración: 7'5 / 10

Salva Alberola

Trailer:



Cortometraje:



Sinopsis:

Finales del siglo XXI. Un grupo de científicos y exploradores emprende un viaje espacial de más de dos años en la nave Prometheus a un remoto planeta recién descubierto, donde su capacidad física y mental será puesta a prueba. El objetivo de la misión es encontrar respuesta al mayor de los misterios: el origen de la vida en la Tierra

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates