Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

miércoles, 21 de junio de 2017

Crítica de 'Alien: Covenant'; Fassbender vuelve a la carga

Después de que, en 2012, se estrenara la nueva apuesta de Ridley Scott, ‘Prometheus’ en forma de precuela de su archiconocida ‘Alien, el octavo pasajero’ (1979), nadie sabía qué esperar en una posible continuación, pues no olvidemos que esta cinta presentaba un final totalmente abierto.


Con el paso de los años llegó a confirmarse que el nuevo filme llevaría ya por nombre ‘Alien’ y, tras visionar el corto que servía como unión entre ambas películas, todos quedamos a la espera. 

Alien: Covenant’ comienza con una nueva nave, una nueva tripulación –en la que volvemos a ver a Michael Fassbender, encarnando esta vez a otro robot distinto a David, aunque de igual aspecto, claro está– dirigiéndose a un planeta que, aparentemente, nada tiene que ver con el de ‘Prometheus’.


Con esta premisa arranca una película que, si bien es muy similar a su predecesora, posee unos añadidos que, para bien o para mal, acaban distinguiéndola y llevándola más allá. Regresa la misma atmósfera, un ritmo similar –aunque con escenas mucho más violentas y explícitas–, y se cierran algunas de las dudas que planteó ‘Prometheus’, añadiendo más acción. Y hablando de los misterios generados en la primera película, debe recalcarse que algunos no se ven esclarecidos –y posiblemente nunca lo hagan ya–, al mismo tiempo que se abren nuevas líneas narrativas que, casi con total seguridad, veremos cristalizar en próximas películas de la franquicia. 


El filme obtuvo unas críticas similares a la anterior, algunas buenas y otras malas, pero generando una aceptación generalizada más bien negativa. Agradará a los fans de este tipo de cine y a los que esperen algo distinto a la mítica película de 1979. Es la misma fórmula que en 'Prometheus': un guion más que interesante, con buenos toques de tensión y misterio, aunque con ciertos vacíos que no pasan desapercibidos, y en el que prima la espectacularidad por encima de la tensión generada con recursos precarios; pero no debemos olvidar qué tipo de cine estamos viendo, por lo que no es de extrañar. 


En cuanto al reparto, tanto la protagonista, encarnada por Katherine Waterston, como el resto cumplen con lo que se espera, y es Michael Fassbender quien de verdad brilla y acapara todo el protagonismo. 

SPOILER:

Puede que no sea uno de los papeles de su vida pero, según muchos críticos y espectadores, ha conseguido dar vida al villano del año. Son diversas las escenas que nos permiten ver cómo es su psicología, y hasta dónde llegan la manipulación y la maldad de la que hace gala, todo en aras de la especie de plan de venganza, o de odio, que lleva a cabo de forma brutal e implacable; trama que, al terminar la película, queda totalmente abierta. Increíble la referencia al Ozymandias de Shelley en el momento en que se nos revela qué sucedió realmente en ese planeta. Como curiosidad, la casualidad de que haya dos referencias a Watchmen –el actor Billy Crudup encarnó en aquella al Dr. Manhattan, y Ozymandias era el sobrenombre que empleaba el villano, Adrian Veidt, al que dio vida Matthew Goode

FIN DEL SPOILER

No es ni de lejos una obra maestra, como lo fue la cinta de 1979, pero sí una película de ciencia ficción más que disfrutable y que, personalmente, considero que supera a su predecesora. Los que odiaron Prometheus odiarán esta Alien y, los que no, disfrutarán todavía más. 

















Lo mejor: Michael Fassbender, el misterio que envuelve la historia

Lo peor: ciertos vacíos del guión y que no se respondan ciertas incógnitas.

Valoración: 8 / 10

Salva Alberola

Trailer:



Sinopsis:

Durante un viaje en el espacio rumbo a un remoto planeta al otro lado de la galaxia para colonizarlo, la tripulación de la nave 'Covenant' descubre una señal proveniente de lo que creen puede ser un paraíso inexplorado, y que resulta ser un mundo oscuro y hostil... Secuela de "Prometheus" (2012).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates