Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

sábado, 29 de noviembre de 2014

Peaky Blinders

Peaky Blinders, una serie de la BBC, lo cual ya da buenas vibraciones. El caso es que no es una serie precisamente popular, o al menos aquí en España. De hecho, que yo sepa, no ha sido doblada ni parece que vaya a serlo en un futuro próximo. Aún así, no deberíamos renunciar a estar al tanto de obras maestras como esta. Si estáis buscando algo nuevo a lo que engancharos, os recomiendo que sigáis leyendo y acabéis decidiéndoos por Peaky Blinders.

Peaky Blinders fue estrenada en el 2013 y cuenta con un característico rasgo de las series británicas: pocos capítulos por cada temporada. Para los enganchados a esta serie, sabe a poco y la espera a la próxima temporada se hace eterna, sobre todo si hablamos de otras grandes series de la BBC como Sherlock, que tiene tan sólo tres capítulos por temporada (aunque de unos 90 minutos en contra de los 40-45 habituales) y cuyos parones alcanzan los dos años. Sin embargo, estas largas esperas y el reducido número de capítulos nos garantizan una cosa: CALIDAD. Y viendo el resultado, merece mucho la pena.


En este caso, la primera temporada de Peaky Blinders tiene seis capítulos, vamos con lo importante, el argumento y los puntos fuertes de esta maravilla. Peaky Blinders fue una banda de crimen organizado asentada en Birmingham, formada por gánsters y mafiosos que controlaban a la ciudad durante el siglo XIX y XX. En esta historia real se basa esta serie, en la que conoceremos la historia de la familia Shelby, cabecilla de la banda, en los años 20, después de que los desastres de la Gran Guerra hicieran mella en la mayor parte de todos sus personajes.



Debido a la partida de los hombres a la Gran Guerra, las mujeres tomaron el mando de tareas cotidianas que, hasta entonces, habían sido sólo cosa de hombres. Es en ese momento cuando la tía Polly instaura su matriarcado, que ni siquiera su sobrino Tommy, el más ambicioso, temido y respetado de todos los hermanos Shelby, consigue debatir.


La relativa tranquilidad de la familia se ve gravemente perturbada cuando un gran cargamento de armas llega a manos de Thomas, y se convierten en su mayor baza y su mayor problema. Winston Churchill enviará a un hombre de confianza para pisar los talones de los Shelby mientras estos son absortos por la rivalidad con otra banda. La serie nos deja ver también el contexto de la época y los estragos, tanto físicos como psíquicos, que la guerra hizo en esta familia de curiosos valores sobre el honor y la valentía. En el contexto histórico veremos fogonazos del comunismo, el movimiento obrero o incluso la IRA (el ejército republicano irlandés).



Algunos de los personajes son:

Thomas Shelby, interpretado por Cillian Murphy (al que podéis haber visto en las películas de Batman u Origen). Es el protagonista de la serie, toda la trama gira en torno a sus acciones y su evolución como personaje. Asume el mando de las decisiones de la familia y los negocios, trayendo victorias y derrotas a partes iguales. Le veremos como un personaje aislado de todos aquellos que le rodean, solitario y a veces odiado, temido y respetado por todos sus vecinos. Su ambición le alejará incluso de su familia, pero, por suerte, encontrará el apoyo de una misteriosa y carismática camarera de la que poco sabe y a la que mucho le deja saber.

Grace, interpretada por Annabelle Wallis, es esa camarera de carismática personalidad y misteriosa vida que conseguirá abrir esa corteza que Tommy ha construido en torno a sí mismo, aislándose del mundo con el objetivo de evitarse un sufrimiento del que la guerra ya había abusado. Sin embargo, Grace no es lo que parece, hay algo que esconde con saña tanto a Tommy como a todos sus hermanos.

El Inspector Campbell, interpretado por Sam Neill (al que recordaréis de Jurassic Park), algo tiene que ver con ese oscuro secreto que Grace esconde a la familia Shelby. Llega a Birmingham con el único objetivo de recuperar unas armas extraviadas que están en manos de Tommy. Para ello, utiliza medidas poco ortodoxas y persigue a toda la familia, incluso a aquellos que la rodean.

La tía Polly, interpretada por Helen McCrory, es la matriarca de la familia Shelby. A pesar de que Tommy se hiciese con el control de todos los asuntos familiares, Polly siempre tiene la última palabra, y la dice siempre con la cabeza fría y los pies en la tierra, evitando así que se cometan más errores de los que Tommy y el resto de sus hermanos ya cometen por su cuenta sin consultarle.

Freddie Thorne, interpretado por Iddo Goldberg, fue en el pasado un gran amigo de la familia. Sin embargo, el contexto histórico y político ha roto ese gran lazo, ya que Freddie se convierte en un comunista perseguido por la IRA y un divulgador del movimiento obrero, lo cuál va a convertirse en un problema para la familia Shelby una vez sus intereses sentimentales se cruzan, por así decirlo.

Y por si la trama y los personajes en sí no os parecen suficientes, aún puedo seguir destacando puntos positivos de esta serie, como un guión perfecto. Personalmente me quedo con algunos diálogos entre Grace y Tommy, verdaderamente tiernos. Y un tratamiento de la imagen, el vestuario y los escenarios, impecable. Desde luego, te transportan a esos años veinte, a la humedad británica, a la posguerra... ¡Otra época! Y no sé a vosotros, pero a mí eso de que te transporte a otra época, me encanta.



Gaby Martinez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates