Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

jueves, 4 de febrero de 2016

Crítica doble de 'La gran apuesta'

¿Qué harían ustedes si supieran que las mayor crisis financiera está a punto de comenzar y pueden aprovecharse de esta oportunidad en beneficio propio? Pues de eso va está película protagonizada magistralmente por Steve CarellRyan GoslingBrad Pitt, pero, sobre todo, por Christian Bale; esta se centra en 2005, cuando la crisis estaba a punto de estallar.


No hay nada que objetar en cuanto a temas de montaje y dirección se refiere. Por un lado, la actuación de los actores protagonistas, así como de los secundarios, hacen un gran papel; por otro, los cambios de plano, el uso de la música en el momento indicado e incluso la adición de una imagen que ocupa media pantalla solamente para describir el problema de uno de los personajes hacen que esta película esté tan bien considerada por la crítica, así como por el que está escribiendo esta ahora mismo. Además, lo bonito de este film es que consigue hacer del drama como es la delicada situación financiera, una película con toque de humor que sacará más de una carcajada a los espectadores que lo estén viendo. No obstante, tampoco deja de lado la reflexión sobre cómo, el egoísmo de unos pocos, provocó grandes pérdidas en muchas familias.

Como ya hemos dicho, el reparto de actores es muy bueno y su director, Adam McKay, lo ha podido usar a la perfección. Aunque si me tuviera que quedar con alguno, sería sin lugar a dudas con Christian Bale interpretando a Michael Burry, un hombre con una mente privilegiada pero con serios problemas a la hora de relacionarse. También hay que destacar el gran papel de Steve Carell como Mark Baum, el cual está obsesionado con el sistema, ya piensa que está siempre en su contra. No obstante, no todo puede ser perfecto en el film; y es que, a pesar de que intentan explicar los conceptos económicos a modo de ejemplos, lo más probable es que el espectador se pierda y no sepa en concreto de que están hablando a no ser que este sea un entendido en cuanto a materia económica se refiere.

Por último, aunque ya hemos dicho que es una película de comedia, sus reflexiones también nos conducen al drama e, incluso, a la impotencia al ver cómo han jugado con el dinero de todo el mundo. Es por ello, que en lugar de acabar esbozando una sonrisa, el film te dejará con un mal sabor de boca.


Lo mejor: Conseguir llevar un problema mundial a la economía.

Lo peor: Demasiados tecnicismos.

Valoración: 4 sobre 5.


Daniel Descalzo
Adam McKay es el encargado de llevar a cabo una de esas películas que no son aptas para todos los públicos, no porque se pronuncien groserías o aparezcan escenas desagradables, sino porque es necesario que el espectador tenga un cierto bagaje sobre la economía para no perderse entre una masa de tecnicismos. Una trama que es difícil de seguir incluso manteniendo todos tus sentidos alerta, posiblemente porque se trata de un tema que por lo habitual produce rechazo, la economía, en concreto la quiebra del sector inmobiliario norteamericano que originó la crisis económica mundial en 2008.

"En tiempo de crisis desarrolla tu creatividad" eso es lo que debió de pensar el director cuando propuso realizar la película con un cierto aspecto documental, como por ejemplo la utilización de la cámara en mano o  imágenes de archivo,  pero aunque este sea uno de los aspectos más favorables de la película, ni si quiera que los personajes se dirijan directamente al espectador  consiguen explicar los difíciles conceptos que aborda el tema de la quiebra financiera. Una terminología  que se intenta ilustrar a modo de juego de guardería pero que a pesar de ello se queda en un mero intento pedagógico.

Una película que ha tenido que echar mano de grandes estrellas de Hollywood como son Ryan GoslingChristian Bale o Steve Carell pero que ni si quiera Brad Pitt ha conseguido llamar nuestra atención. Un Christian Bale que aunque se encuentre entre los nominados a mejor actor de reparto, su actuación esta muy por debajo de lo que nos tiene acostumbrados, hasta tal punto que en ocasiones podemos ver como sera eclipsado por la fascinante actuación de  Steve Carell. Sí lo que esperas es ver algo similar al 'Lobo de Wall Street' andas completamente equivocado, esto es una película sobre la crisis, sobre las acciones de bolsa, sobre los CDS o los CDO, pero no sobre el lujo, la ambición y las adicciones. Por lo que si eres como yo, que ni si quiera sabe lo que es la prima de riesgo, esta no es tu película.

Lo mejor: Una técnica medio documental y didáctica con la que se intenta representar aquellos aspectos serios que desembocaron en una crisis económica.

Lo peor: Los pocos aspectos que entiendes se diluyen entre una marea de conceptos complicados.

Valoración: 1,5 sobre 5.

Cristian Fuster


No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates