Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

lunes, 29 de febrero de 2016

'La juventud', un delirio inclasificable

Entre variopintos personajes y un magnífico paisaje, Fred Ballinger (Michael Caine) y Mick Boyle (Harvey Keitel), director de orquesta y de cine respectivamente, pasan las vacaciones estivales en un hotel- balneario de los Alpes suizos donde rememoran el pasado y afrontan el presente.



Aviso, esto no es 'La gran belleza 2.0', pero sigue siendo bellísimo. Paolo Sorrentino no abandona ese estilo tan característico de escenas experimentales y un guión profundamente humano para filmar una película menos cohesionada y más caprichosa que la obra de culto que le hizo ganar su primer Oscar en 2013. Sus detractores lo tachan de grandilocuente, '¡Qué pomposo resulta este italiano!' dirán con desprecio. Lo que no dirán (porque no lo saben) es que lo pomposo y aparentemente hueco puede ser un producto excelente, puede estar muy lleno.

La acción se ubica en el mismo lugar en el que se inspiró Thomas Mann para escribir 'La montaña mágica', pero en esta película las cosas suceden más deprisa. Dos amigos de la infancia, Fred y Mick, asisten a un fabuloso espectáculo de fantasía con múltiples sorpresas pero sin giros inesperados, ya que no hay una trama preestablecida. Más que contar una historia, Sorrentino quire provocar sentimientos en el espectador, hacer que reflexione mientras éste se siente encantado por la combinación de imágenes que se proyectan en la pantalla. El director italiano pone en voz de Jimmy Tree (Paul Dano) lo que ya ha expresado en otras ocasiones: "He de elegir entre representar el horror y el deseo, elijo el deseo".


Además de escenas intrínsecamente bellas, el guión está plagado de interesantes pensamientos que se tambalean entre la tragedia y la comedia. Entre los personajes secundarios de este magnífico show se encuentra una desconcertante parodia de Diego Armando Maradona, una 'Miss Universo', una pareja mayor que no se habla, una scort y hasta la propia Paloma Faith haciendo de ella misma.

Entre los temas que más acaricia la película se encuentra el balance de vida, representado en la relación entre Mick y Fred, que como buenos amigos sólo se cuentan las cosas buenas, o lo complicado que resulta cuidar las relaciones personales, ejemplificado en la que mantienen Fred Ballinger y su hija Lena (Rachel Weisz). La película crea un universo en el que se mezclan lucidez y decadencia, mundanidad y fantasía por partes iguales.


Mención especial merecen las actuaciones: Michael Caine, sigue demostrando estar en forma a pesar de ser ya octogenario y se marca la que podría ser su mejor actuación de la década (y eso que es todavía de los actores más prolíficos de Hollywood), Harvey Keitel, otro mítico del cine americano, le acompaña al mismo nivel, y Paul Dano, que se siente como pez en el agua en papeles de anti-sistema y nadando a contracorriente, está espectacular haciendo de un encasillado actor cínico y sarcástico. En cuanto a la representación femenina, Rachel Weisz y ese coloso llamado Jane Fonda, brillan con luz propia a pesar de que sus escenas son pocas, sobre todo en el caso de la monitora de aeróbic y activista, que realiza un cameo.

Otro puntazo de la película es la música: cuenta con una magnífica banda sonora que le ha valido la única (y en mi opinión insuficiente) nominación a los Oscar a mejor canción con 'Simple song nº3' obra de David Lang. Excelente trabajo de fotografía de Luca Bigazzi. Es una obra imprescindible para amantes del arte y buscadores de lo trascendente.

Lo mejor: La fuerte atracción que suscita la película.
Lo peor: La estructuración de la película decepciona un pelín.

Valoración: 9/10

Javier Haya

Tráiler



Sinopsis
Fred Ballinger (Michael Caine), un gran director de orquesta, pasa unas vacaciones en un hotel de los Alpes con su hija Lena y su amigo Mick, un director de cine al que le cuesta acabar su última película. Fred hace tiempo que ha renunciado a su carrera musical, pero hay alguien que quiere que vuelva a trabajar; desde Londres llega un emisario de la reina Isabel, que debe convencerlo para dirigir un concierto en el Palacio de Buckingham, con motivo del cumpleaños del príncipe Felipe. 

3 comentarios:

  1. ME GUSTA QUE DIGAS EL SCRIPT TAMBIÉN CUENTA, ES LO QUE PIENSO YO, ES FUNDAMENTAL. NO SÉ SI ME GUSTARÁ PORQUE LAS PELÍCULAS DE AMBIENTE BURGUÉS NO SUELEN INTERESARME. PERO HAS NOMBRADO ACTORES MAGNÍFICOS. Y MICHAEL CAINE UN ACTOR QUE ADORO COMO INTÉRPRETE Y PERSONA, TE NOMBRARÉ UNA PELÍCULA QUE QUIZÁ NO RECUERDES "LA INGLESA ROMÁNTICA",GLENDA JACKSON Y MICHAEL CAINE, QUÉ TAL?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que la película puede ser aristócrata y tener un aire elitista, pero es bastante interesante y muy bonita. "La inglesa romántica" no he tenido la oportunidad de verla, pero si puedo lo haré y te diré, la filmografía de Michael Caine está repleta de obras excelentes.

      Eliminar
  2. Susana muchas gracias por comentar. Tanto Javi como el resto del equipo, nos apuntamos para ver 'La inglesa romántica'. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates