Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

miércoles, 6 de abril de 2016

'1408': ataque psicológico

Existen cientos de películas de terror y numerosas cintas sobre casas encantadas, subgénero en el que se encasilla a esta ‘1408’ (2007), pero no nos faltan motivos para asegurar que ésta es una historia diferente. 


La película parte de una historia escrita por el maestro del terror, Stephen King, para contarnos cómo un autor de novelas de terror, escéptico, que se dedica a visitar lugares supuestamente habitados por fantasmas, en los que se cometieron crímenes o que albergaron sucesos terribles, decide pasar una noche en una habitación de hotel, una como cualquier otra, impulsado por las historias que llegan hasta él. Sin embargo no lo tiene nada fácil, pues el mismo gerente del hotel se niega en rotundo a dejarle hacerlo, dado que en la susodicha habitación ha muerto tanta gente en las más extrañas circunstancias que decidieron cerrarla al público años atrás. Nadie quiere acercarse a la 1408, solo el escritor que no cree en la vida más allá de la muerte y que, acuciado por las macabras historias, se decide a toda costa a pasar allí una sola noche para averiguar qué es lo que atemoriza tanto a cualquiera que sabe de su existencia. 


Con esta premisa, la película abandona el terror convencional, también el que se sirve del susto y la sorpresa para acelerar los corazones de los espectadores, y cualquier tentativa de gore, para centrarse en un terror más psicológico, algo que para los amantes de este tipo de cine siempre es de agradecer. 

Si nos centramos en el grueso de la trama, unas pequeñas y escasas localizaciones y un solo actor bastarán para mantenernos en tensión en todo momento. Asistimos al declive del protagonista, a la debilitación progresiva de su mente y sus defensas psicológicas, para verlo ceder ante la presión de lo incomprensible y lo desconocido y casi verlo enloquecer por completo. Un notable trabajo del protagonista, interpretado por John Cusack, uno de esos actores mundialmente conocidos, con un sinfín de películas en su palmarés, pero de las cuales solo unas cuantas son mucho mejores de las cintas comerciales y de dudosa calidad a las que ha acabado prestándose en demasiadas ocasiones. Samuel L. Jackson ejercerá como gerente, un papel breve pero contundente.


La cinta juega constantemente con la mente del espectador, al igual que la habitación lo hace con la de su morador, y nos llevará por un camino que nos costará ir descifrando. Aludiendo constantemente a los círculos o niveles del infierno de Dante, la 1408 irá tomando diversas formas, aspectos, y de ese modo irá golpeándonos continuamente para que nos sintamos tan perdidos como el propio escritor. 

El suspense se mantiene en todo momento, más de un susto logrará sacudirnos el cuerpo, pero la mayor baza del filme será atacarnos más psicológica que físicamente, para así agobiarnos, marearnos y bombardearnos la mente hasta que acabemos sobrecargados. Una cinta que cosechó buenas críticas pero que aun así pasó un tanto desapercibida y se ganó una infravaloración que no se merece, pues resulta ser un producto bastante distinto a los que estamos habituados a ver en el género. 


Su duración no es prolongada, sino que se ajusta al contenido para que el mensaje sea más contundente y efectivo y no resultar pesada o aburrida. El final, que no detallaremos para que pueda ser degustado por uno mismo, junto a los giros de guión que remarcan el transcurso de la trama, conseguirán sorprendernos y tirar por tierra más de una teoría que el espectador pueda ir generándose durante el visionado. 


Habrá muchas películas similares, pero sin duda esta es una de las que destacan en diversos aspectos y que merece ser tenida en cuenta.  

Lo mejor: el suspense y los giros de guión.

Lo peor: que no adquiera más profundidad y no cuente con más detalles que la enriquezcan.

Valoración: 7'5 / 10

Salva Alberola

Trailer:



Sinopsis:

Basada en un relato de Stephen King, cuenta la historia de un escritor de novelas de terror (John Cusack) bastante escéptico. De hecho, se dedica a desacreditar fenómenos paranormales ocurridos en supuestas casas encantadas. Aunque no cree en la existencia de vida más allá de la muerte, sus ideas al respecto cambiarán cuando entre en la habitación 1408 del Hotel Dolphin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates