Síguenos en Facebook

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

viernes, 9 de diciembre de 2016

'Forsaken', como si de una película clásica se tratara

Que en 2015 se hagan western tradicionales es muy reconfortante. 'Forsaken' refleja las películas del oeste de los años 50 y 60, algo que siempre es complicado de conseguir. En la sociedad cinematográfica en la que vivimos cada vez se excede más con demasiados efectos especiales y ya no solo nos referimos a películas de superhéroes, si no en todos los géneros. No hay más que ver la última película de Tarantino 'Los odiosos ocho' (2016), para ver un western con los toques modernos, como varios flashbacks.


Al no sucumbir a los efectos visuales y especiales, 'Forsaken' se centra en el argumento. Un pistolero que no quiere matar y termina siendo forzado a volver a una vida que quería evitar. Incluso en algunos momentos nos puede recordar a películas del estilo de John Ford o Clint Eastwood, ya que tiene todos esos detalles de los clásicos; los amores del pasado (Demi Moore) y un padre (Donald Sutherland) y un hijo (Kiefer Sutherland) que tienen problemas entre ellos.


El director de la cinta Jon Cassar ya conocía a Kiefer Sutherland de la mítica serie '24' (2001). Así que no dudo en ningún momento en contar con la leyenda Jack Bauer para su película. Lo que fue una sorpresa, incluso para Kiefer es que Donald Sutherland, su padre, sería su padre también en la película. Es la primera vez que trabajan juntos y ahora sabemos que deberían haberlo hecho antes. La gran parte del peso de la película es la relación de ellos, una actuación sincera, la cual nos hará emocionarnos. En las películas de vaqueros como género hay buenos y malos, pero en esta ocasión el personaje de Kiefer esta en un punto intermedio y eso en gran parte se debe al trato con su padre. Lo bueno que no solo este personaje estará en este punto.


En definitiva, la película no llega al nivel de la maravillosa 'Sin Perdón' (1992) y al final todo se resuelve demasiado deprisa, pero si cada 10 años sale un western que se aleja de Hollywood y nos trae una película del oeste más clásica, se agradece. 

Lo mejor: Padre e hijo. El argumento.

Lo peor: Que Kiefer Sutherland no tenga más papeles y un final demasiado en desacorde con el ritmo de la película.

Valoración: 7 sobre 10


Sinopsis

En 1972, John Henry (Kiefer Sutherland) regresa a su ciudad natal tras haber abandonado su vida como pistolero y su reputación como veloz asesino, con la esperanza de arreglar la relación con su padre, el reverendo Clayton (Donald Sutherland). Al llegar, descubre que una banda tiene aterrorizado al pueblo con el fin de conseguir que los terratenientes vendan sus tierras para que el tren pase por el pueblo. John Henry es el único que puede detenerlos, pero su padre no quiere que su hijo regrese a una vida de violencia.

Tráiler

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Suscribete e-mail

 
Blogger Templates